sábado, julio 20



.

100 millones de México a Centroamérica

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El pasado 20 de junio el gobierno mexicano informó a través de la Secretaria de Relaciones Exteriores, la cantidad de 100 millones de dólares que serán destinados a los diferentes gobiernos de la región centroamericana, como parte del Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica, con el fin de frenar la migración hacia el norte.

 

Fue el canciller, Marcelo Ebrard, quien anunció la noticia, la cual fue informada poco después de la reunión entre el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, y Andrés Manuel López Obrador, dicha cifra monetaria será destinada para el programa ‘Sembrando Vida’ en el Salvador y posteriormente en los países de Guatemala y Honduras. Ebrard mencionó que dichos recursos se tomaran del Fondo Yucatán, el cual según declaraciones cuenta con un total de 2 mil millones de pesos, y se canalizaran por medio de la Agencia Mexicana de Cooperación, “se utilizaran los recursos del Fondo Yucatán, incluido en el Presupuesto de la Federación, aprobado por todas las fuerzas políticas. El Fondo Yucatán, esta para inversiones en Centroamérica. Lo vamos a ejercer porque de que nos sirve tenerlo ahí”, declaró.


 

Como reacción, algunos críticos ven grave el hecho de que dicho apoyo económico vaya sin ningún tipo de condición, es decir sin un plan formal de seguimiento resultados. Así mismo dentro de la opinión pública general, han surgido posicionamientos los cuales se basan en que en gran parte de la responsabilidad también se encuentra dentro de cada uno de esos países y sus respectivos gobiernos. De la misma manera hay quienes cuestionan la acción y la catalogan más que de cooperación, de un acto de asistencialismo, así como una aberración el dar a otros sin ver las necesidades y problemas que México vive en la actualidad. Por otro lado están quienes encuentran positivo dicho apoyo, respaldan la preocupación y responsabilidad de México por buscar salidas a las difíciles situaciones que viven cada una de estas naciones, y frenar en gran medida dicha migración.

 

Si bien, el país se encuentra polarizado ante la reciente noticia, se habrá que seguir con detenimiento cada uno de los destinos y resultados de este traspaso económico. Solo de esa manera se podrá tener un panorama general y un balance final de sí realmente beneficio a la región o simplemente se quedó en un acto clientelista para dichos países.


Compartir: