.

Crisis en Argentina tras el triunfo de los peronistas

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Argentina amaneció colapsada y en medio de una crisis en su moneda tras el amplio triunfo del peronista, Alberto Fernández, en las primarias.

 

El lunes negro se dio como consecuencia del resultado de la elección virtual entre el actual presidente, Mauricio Macri y el contendiente del Partido Justicialista, Alberto Fernández, donde el político de izquierda obtuvo un total del 47% frente al 32% de su adversario.

Como consecuencia, la reacción de los mercados y tipo de cambio se dio de manera agresiva, el peso argentino se devaluó un 25% frente al dólar, así como el alza de los tipos de interés hasta el 74% y la baja de los valores bursátiles hasta un 60%.

 

Por consiguiente la preocupación principal se enfoca aún más en los próximos meses, ya que con este resultado y golpe a la figura de Macri, la confianza y autoridad del presidente se ven dañadas y por consecuencia el resto de su mandato. Cabe resaltar que el veredicto final se llevara a cabo el siguiente 27 de octubre, día que se efectuara la elección la cual desembocara en el traspaso de poderes el 10 de diciembre, lo cual significa serán meses bastante difíciles para el presidente y su gobierno.

 

Como reacción a la presente crisis, Fernández lanzó un mensaje tratando de tranquilizar a los mercados y a los diferentes inversionistas, desde su oficina, su experto en economía declaró la “absoluta voluntad” del posible futuro gobierno de cumplir con los diferentes pagos de la deuda externa, así como la firme intención de regresar al crédito de 57.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional.

 

El resultado de la elección virtual generó un fuerte golpe a Macri, siendo este lunes un día triste y difícil para su gabinete. En la noche de ayer el presidente salió a aceptar su derrota, con los ojos vidriosos aceptó que el resultado no le había favorecido, sin ningún grado de autocrítica o enfado. De la misma manera sus rivales bajaron os ataques después de la fase de resultados, sabían bien que un escenario de confrontación política generaría aún más incertidumbre y por lo tanto más turbulencia en los mercados y en la misma economía argentina.

 

Así mismo, las reacciones y búsqueda de culpables se generó casi inmediatamente después de conocer los números, muchas de ellas dirigidas al jefe de ministros del gobierno, Marcos Peña y a su experto electoral, Jaime Duran.

 

Si bien el resultado no es aun el final, si lo es la tendencia y margen de diferencia en las cifras, es primordial la buena reacción del gobierno así como de la misma oposición, ya que se puede decir, Argentina es un agente de crisis económicas históricamente.


Compartir: