Editorial

¿CUÁNTO VALE UNA CRISIS?…IVÁN EDUARDO LÓPEZ CAMPOS


Las crisis te quitan muchas cosas, pero te dejan a cambio algo más valioso de lo que se llevan: la oportunidad de apreciar lo que se tiene. Te enseñan que nada es eterno y que tú eres sólo un pasajero más de la vida y no por ir sentado en el tren significa que seas su dueño.

Frecuentemente una crisis te pone en el suelo, te arrodilla, te sacude con gran intensidad; al hacerlo pierdes todo, incluido los miedos. Es entonces que nada te ata ya a ellos, no se tiene qué perder. Es hora de un nuevo comienzo, se va sin temor, todo lo que se hace a partir de ese punto, es decir de la nada, significa ganar.

Las crisis nos sacuden, pero no nos matan, quizá sea un mecanismo de la vida misma para redirigir nuestro camino, para hacernos crecer, pero sobre todo, para hacernos vivir con intensidad y es que cada día que no lo haces así, significa tiempo perdido en la efímera aventura llamada… vida.