viernes, septiembre 20



.

Dinamarca se niega a vender Groenlandia a Estados Unidos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pospuso su visita a Dinamarca debido a la negativa del país europeo de discutir la venta de Groenlandia a los estadounidenses.

 

En el transcurso de la semana pasada varios medios norteamericanos dieron a conocer el interés de Trump de adquirir la isla más grande del mundo, Groenlandia, la cual es extensamente rica en recursos naturales y posee un importante valor estratégico en materia geográfica para el país norteamericano. La isla políticamente es catalogada como una región autónoma al Reino de Dinamarca, es decir es parte de la soberanía nacional danesa.

 

Pero, ¿por qué Trump está interesado en comprarla? Groenlandia está constituida en un 85% por hielo, sus exportaciones al mundo son mayoritariamente pescados, pero su verdadera riqueza está en el subsuelo. El territorio posee grandes cantidades de minerales preciosos, tales como oro, uranio, rubíes, olivino y grandes reservas de gas y petróleo. De la misma manera, países como China ya se han adelantado, los chinos cuentan con una licencia para una mina de tierras raras, es decir, ya tienen presencia en territorio groenlandés.

 

El gobierno de Trump ha visto en estos factores una oportunidad de poseer toda esta riqueza, pero también como ya fue mencionado, posicionarse de manera geoestratégica frente a los rusos y a los chinos. Su localización es punto estratégico, tanto que los estadounidenses cuentan con la base aérea de Thuleen, la cual está ubicada en el extremo noroeste de la isla y cuenta con un aproximado de 600 hombres, su principal función es la vigilancia satelital y la detección de misiles balísticos.

 

Cabe resaltar, no es la primera vez que los estadounidenses intentan comprar Groenlandia. En 1867 el departamento de Estado mostró su interés, después en 1946, durante la presidencia de Harry Truman, el gobierno de Estados Unidos ofreció 100 millones de dólares de la época, aproximadamente 1,300 millones actuales, según cálculos de Business Insider, además de algunos territorios de Alaska.

 

Por consiguiente, el pasado día martes el mandatario norteamericano anunció por medio de su cuenta de Twitter “Dinamarca es un país muy especial con gente increíble, pero en base a los comentarios de la primera ministra Mette Frederiksen de que no tendría ningún interés en debatir sobre la compra de Groenlandia, pospondré nuestra reunión prevista para dentro de dos semanas para otro momento. La primera ministra ha sido capaz de ahorrar una buena cantidad de gasto y esfuerzo tanto a Estados Unidos como a Dinamarca siendo tan directa. ¡Le doy las gracias por ello y espero poder volver a agendar la cita en algún momento futuro!”.

 

Si bien sabemos que Trump ha carecido en algunos momentos de actitud diplomática hacia sus propios aliados y ha manejado las relaciones bilaterales como si fueran individuos o empresas, esta no fue la excepción. No subestimemos que los recursos naturales y la posición geoestratégica son factores que una potencia mundial no olvida tan pronto, y menos en una visión al futuro.


Compartir: