Editorial

QUARTUS…Un difícil y complicado Feliz Año Nuevo…El campo en la peor crisis en años

EL CAMPO, AMENAZADO EN EL 2022.-El año nuevo llegará para nuestra región y en general, la cuenca del Río Conchos, con expectativas desalentadoras. Con la presa La Boquilla al 36%, la información del sistema meteorológico nacional indica que viene un año seco. Dice un conocido refrán que por las vísperas se conocen los días santos. La secuencia de calor invernal de este año representa una clara señal. Puntualizan los meteorólogos que, de no registrarse los momentos exactos en cada época del año, la lectura es clara para lo que viene. Al día de hoy, suman apenas poco menos de 50 horas frío y peor aún, el calor ha sido casi de verano en detrimento de las huertas nogaleras, principal cultivo en esta zona que exige por lo menos 300 horas gélidas. De hecho, el otoño ha sido mucho más frío que el invierno. Por lo pronto, la señal es de menos lluvias para el año que viene. Aunado al flagelo de la naturaleza, el escaso almacenamiento en las presas y la falta de acuerdos sólidos con la autoridad federal, nos proyecta hacia un ciclo de irrigación a partir de marzo, lleno de agobio y latentes conflictos internos.

 

ANDRES VALLES EN LA CÁRCEL. -No obstante, la liberación de los tres agricultores de La Cruz, detenidos por la guardia nacional durante un año y dos meses luego del conflicto por la defensa del agua en septiembre del 2020, fue un tanque de oxígeno para la ácida confrontación con el Gobierno Federal, lo cierto es que enfrentamiento continúa sin grandes cambios. El líder agrícola de Delicias Andrés Valles Valles, quien permanece detenido en el CERESO de Chihuahua desde hace casi medio año, simboliza con claridad el momento de la confrontación. La buena voluntad de la Gobernadora María Eugenia Campos transferida al secretario de gobernación Augusto López, ha sido otro momento a favor de la paz pero que no ha concretado al 100%.

 

LA LUCHA INTERNA, YA ESTÁ ENTRE NOSOTROS. -Ante la inconsistencia de la naturaleza y de negociación humana, el escenario campirano sigue cargado y cargándose de pólvora. El problema se recrudecerá justo al momento en el que se abran las compuertas de las mermadas presas. Las exigencias de agua vendrán ahora desde cada una de las micro regiones. Por lo pronto la CONAGUA plantea poco más de 400 millones de metros cúbicos de la Boquilla y los productores requieren 570. La dependencia federal proyecta un trasvase de 30 millones de metros cúbicos a la represa Luis L. León conocida como El Granero; el objetivo, irrigar la zona del distrito 090 de Ojinaga; el problema es que la conducción de esta cantidad es considerada como inviable toda vez que quedaría en el camino de la cuenca del río Conchos y de nada serviría.

LOS EFECTOS DEL CONFLICTO Y LA ESCASEZ YA ESTÁN. -Este diciembre, la recolección de nuez, principal fondeador de la economía durante el cierre de año, fue apenas superior al 35%. Miles de empleos bien remunerados, mismos que iniciaban en octubre y concluían en febrero, fueron cancelados a inicios de diciembre. El circulante en la cuenca es ya escaso. Coinciden agricultores nogaleros que cuando en otros años contrataban 60 y hasta 100 trabajadores, este año fueron 10 o 20 máximo. La crisis en el campo ya está; es una realidad. Los efectos irán creciendo día con día y endurecidos por la pandemia, provocarán falta de inversión y en cadena, cierre de negocios. Se espera que el Gobierno tenga plena conciencia de la situación y estructuren programas de empleo temporal, así como programas alternos y emergentes adicionales. Difícil hablar de un feliz año nuevo. El concepto para el 2022 será: “Dios nos dé fortaleza para enfrentar el enorme y complicado reto” .