Editorial

QUARTUS…Ya sabemos polarizar; ¿sabremos ahora unir?


LLEGÓ EL MOMENTO. -La rapidez que toma el proceso electoral 20-21 obliga a cerrar filas. La campaña ya inició en medio de la intensidad para el PAN. Lo ocurrido en las últimas horas en el consejo político pareciera obligar a una consideración de la base para comenzar a dar señales en los municipios. La prioridad sigue siendo generar un producto con capacidad y mente abierta, que pueda levantar entusiasmo en la distraída base ciudadana agobiada por la pandemia.

EN EL PRI. -El trabajo en el PRI, en bajo perfil por el rojo que maneja el sector salud. Sin embargo, existe tendencia, entre el incierto padrón, que no ve con desagrado unir fuerzas. Oportunidad para todos. Hay también el que se encarga de recordar el pasado. Se entiende que la política es práctica, el esquema pareciera intenso, este es precisamente aquí el punto de partida.

MORENA. -El movimiento que encabeza el presidente de la república cuenta con el peso del aparato. La Mañanera tiende a desnudar el real objetivo del proyectar hasta la médula de la opinión pública el mensaje diario del motivador original. El presidente López Obrador sigue su lucha, ahora desde la máxima tribuna que creó. Desde la tradición pareciera un desorden. La realidad es que la 4-T está desplegada a su estilo. La misma disyuntiva del PAN entre sus candidatos. El senador Pérez Cuellar en el escenario. Dos con menos tablas, pero igual, enfocando estrategias y entregándose a la base ciudadana simpatizante con todo lo que implican las guerras recientes, la más importante, la relacionada con la defensa del agua. El mismo show que con Maru en el PAN.

OJALÁ. -Los mensajes de esperanza comenzaran a fluir. La pandemia terminará y ya se debe comenzar a definir el rumbo del Chihuahua. Será un grave error prolongar la confrontación porque el destino, de no prevalecer los acuerdos en todos los rincones, será el empoderamiento de una sociedad generando odios, tomando las riendas y al final del día, requiriendo algo más para retornar a la nueva normalidad. Las crisis forjan temples. Que nadie se asuste con lo que está ocurriendo y que sean los mejores los que asuman la estafeta. Sería muy desafortunado aparecer en esta película como los promotores del caos, ese caos que hasta a la tendencia líder comienza a molestar.