miércoles, junio 26




.

QUARTUS…Yo sí estaré con AMLO el domingo…¿y tú?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

VISITA HISTÓRICA. -De mantenerse el ritmo de visitas a Camargo, la que realizará el presidente de México Andrés Manuel López Obrador el próximo domingo será la primera y última que me toque reseñar como periodista activo. Al principio de los noventas lo hizo Carlos Salinas de Gortari al que me tocó saludar de mano siendo apenas un joven veinteañero. Desde los 60’s la gente de más edad aún replica la porra “Díaz Ordaz petroquímica nos darás”. Curiosamente los dos mandatarios resuenan este 2019. De Salinas, la abolición de aquel naciente neoliberalismo y la implementación de la tecnocracia. De Don Gustavo, la reactivación de su proyecto, la planta petroquímica de PEMEX.

 

LOS CICLOS. –Cíclico como la misma forma del planeta, a medio siglo de Díaz Ordaz la tendencia política de aquellos tiempos está de regreso con AMLO. PEMEX y su planta en Camargo será de nuevo el tema. El modelo asistencialista fue en el que se formó el joven Andrés Manuel. Eran los tiempos en los que el Gobierno incidía en la economía por completo. Trabajar en las paraestatales era el ideal de los baby Boomers. La liturgia era dogmática: “estudia, contrátate en una empresa de gobierno y espera tu jubilación”. La vida estaba arreglada. Trabajo seguro, salarios dignos, prestaciones y retiro. Ese era el ciclo de la vida que hoy ya no existe. PEMEX, Guanos y Fertilizantes de México, Liquid Carbonic, la mina La Perla; dependencias de Gobierno como recaudación de rentas, la SHCP, el banco rural, la secretaría de obras públicas, recursos hidráulicos, eran los modelos representativos en el entorno camarguense.


 

LA REALIDAD DEL SIGLO 21.-De salida el sistema de jubilaciones. Las maquiladoras y la sobrevivencia. Las pensiones en riesgo. El sobre saturado y anquilosado sistema de salud. Cada día más ancianos en la ignominia. Padre y madre en la línea de producción. La familia desmembrada. La iglesia en severa crisis. El individualismo con todos sus efectos, el suicidio uno de los más crueles. La violencia convertida en institución. La corrupción rampante. El PRI descuartizado. El PAN en la peor de sus crisis. Desplazamientos humanos nunca antes vistos en América. El cambio climático y sus salvajes manifestaciones. El desaliento social. La indiferencia humana. El voluntariado en proceso de extinción. Por solo citar algunos, los factores que prevalecen en el escenario de la próxima visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Camargo.

 

¿CABE EL OPTIMISMO?.-Creo que sí. Finalmente, AMLO llega pensando en los mejor de aquellos tiempos que lo formaron como político. Odia la corrupción. Promueve valores cuando dice que su esencia está en no mentir, no engañar, no robar. Habla de historia a la gente. Reflexiona sobre la dignidad de las personas y atiende el gobierno de manera sencilla, aplicada y entendible, asegura, en el tono de los pobres. Promueve la paz y asume los altos costos de romper el ciclo de lo que el pueblo quisiera. Está cumpliendo con los adultos mayores, discapacitados, con los jóvenes agobiados y confundidos a los que solo hemos atinado nombrar como “NINIS”. Con las familias que requieren un respiro, aunque sea pequeño, cuando los hijos se ubican en el nivel más complicado y de mayor deserción. Intenta con intención fortalecer una imagen más digna del país en el extranjero y frente a los más poderosos.

 

YO SÍ ESTARÉ EN LA VISITA DE AMLO.-Con errores, de acuerdo, algunos muy graves, finalmente, AMLO llega a sus primeros seis meses de Gobierno con un 72% de aprobación. Un mundo comparado con los últimos días de su antecesor que llegó a caer a un dígito. Ese enorme porcentaje sigue representando la esperanza de los ciudadanos reales de este país mientras que el dígito del anterior, el grupúsculo monstruosamente poderoso que parasitó y engordó precisamente en ese medio siglo que tardó un presidente de México en venir a visitarnos y que ahora invierte en confundirnos. Por todo lo anterior y algo más, yo sí estaré el domingo en los terrenos de la  expo feria para recibir al presidente de México.


Compartir: