Estatal

Cepa brasileña, presente en Chihuahua, es más letal en jóvenes sanos


CHIHUAHUA.- Aunque la enfermedad COVID-19 es ampliamente más letal en personas mayores o con comorbilidades, reciente estudio advierte que la cepa brasileña del coronavirus -presente en Chihuahua- está relacionada a más muertes en jóvenes sanos.

La “cepa brasileña” del coronavirus, oficialmente llamada variante P.1 del SARS-CoV-2, fue identificada a finales de marzo en el estado de Chihuahua, específicamente en Juárez, la capital e Hidalgo del Parral.

La variante brasileña (o variante de Manaos, por la ciudad donde fue descubierta), ha sido investigada en el gigante sudamericano, asociada con la actual ola de COVID-19 que azota al país, donde saturó los sistemas de hospitales y provocó muertes récord de más de 4 mil por día.

Emitieron investigadores brasileños el nuevo estudio científico que está en fase de preprint -es decir, falta revisión de pares para publicarlo oficialmente con bases sólidas- titulado:

“Súbito incremento en la fatalidad de COVID-19 entre jóvenes y adultos de mediana edad en el sur de Brasil, después de identificar la nueva cepa P.1 de SARS-CoV-2: análisis de datos del estado de Paraná”.

Aquí puedes ver el estudio completo (preprint, necesita confirmación de pares): Aumento de letalidad en Brasil tras llegada de nueva variante.

Como conclusión, el estudio arroja que la variante P1 es tres veces más letal en jóvenes de entre 20 y 29 años de edad. El ratio de letalidad en ese grupo de edad pasó de 0.04% a 0.13%.

Aunque alerta el estudio que “todos los grupos arriba de 20 años de edad mostraron incrementos significativos en las estadísticas de letalidad”.

La variante P.1 del virus está asociada a la tercera ola de COVID-19 en Sudamérica. Brasil pasa por su peor momento de toda la pandemia y en ese camino van otros países vecinos.

Países que habían sorteado la pandemia sin sufrir graves saturaciones de hospitales por primera vez lo padecen, por la llegada de variantes, como es el caso de Chile, Uruguay y Paraguay, donde han decretado confinamientos, cierres de fronteras y demás medidas drásticas para frenar la movilidad y contagios.

El 31 de marzo la Secretaría de Salud del Estado confirmó la llegada de dos variantes de preocupación a Chihuahua: la brasileña (P.1) y la británica (B.1.1.7).

En el caso de la brasileña, confirmaron casos en los municipios de Juárez, Chihuahua e Hidalgo del Parral, por lo cual hay mayor preocupación entre las autoridades.

Sólo dos días antes de anunciar la presencia de variantes, la directora de Prevención y Control de Enfermedades del Estado, la doctora Leticia Ruiz González, advirtió que “estamos viendo que los jóvenes también están hospitalizados en este momento”.

Aunque de momento no han confirmado si esos casos de jóvenes hospitalizados sean por la variante brasileña.

Hasta este 7 de abril hay a lo largo de la entidad 296 pacientes hospitalizados por COVID-19. Son 59 más que hace una semana.

El doctor Veller, médico internista y quien expone información científica en Youtube sobre medicina -más aún con la pandemia- compartió los resultados de la investigación sobre la variante P.1.

El médico trabaja en Brasil y contó cómo desde su experiencia ha visto la llegada de más pacientes graves jóvenes y que están sanos, sin ninguna comorbilidad (padecimiento crónico) y sin el hábito de fumar.

Mostró cómo aumentó la letalidad en los diferentes grupos de edad a partir de la llegada de la variante brasileña.