Estatal

Empleados de Conagua fueron despedidos por no cumplir con la extracción de la presa La Boquilla


CHIHUAHUA.- Empleados de la delegación de la Comisión Nacional del Agua, fueron despedidos y amenazados de ser demandados penalmente si no firmaban su renuncia por no haber cumplido con el tratado de la extracción del agua en la presa La Boquilla.

Son 43 empleados de Conagua despedidos sin indemnización, los cuales laboran en las áreas de Juridico, Recursos Humanos, Recaudación, Fiscalización y demás áreas relacionadas al agua, los cuales fueron despedidos esta mañana por no cumplir con el acuerdo internacional del tratado de aguas, a pesar de que los agricultores no permitieron que se vaciaran las presas.

“Nos comentaron que el motivo de que nos piden la renuncia es de que ellos consideran que incurrimos en responsabilidades por el manejo del tratado internacional de aguas, derivado a qué no se cumplió con la cuota del agua”, comentó Verónica Aguirre empleada de Conagua.

Explicó que la cuota consistía en completar ciertas cantidades de agua para cumplir los tratados internacionales del agua, poniendo de ejemplo el caso de la Presa La Boquilla.

Otro de los afectados, comentó en entrevista que el personal de Conagua no tiene injerencia en determinar si se abre o no las presas.

“Ellos (productores) bloquearon las presas para que no se abrieran (…) Nosotros nomás recibimos órdenes y ejecutamos órdenes”, explicó.

El despido concluirá este 28 de febrero, por lo que a partir de ese día no serán necesarios en las oficinas.

En otro punto, tras el despido masivo, los trámites referentes al agua en el Estado, los interesados tendrán que acudir a Monterrey, Nuevo León.

Momentos después de la manifestación en el estacionamiento de la delegación, el legislador federal Alan Falomir acudió con los afectados a ofrecer apoyo de asesoría legal para que fueran liquidados conforme a la ley, en caso de no ser contratados de nueva cuenta.

Asimismo el diputado federal se comprometió en apoyar desde la comisión legislativa de agua en el Congreso de la Unión, respecto al tema de que los agricultores ya no podrán realizar su trámites en la capital del Estado.