lunes, junio 17


.

Ellos engañaron por Facebook a mujer embarazada y le arrancaron a su bebé

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

ESTADOS UNIDOS.- Marlen Ochoa, era una joven madre de 19 años que estaba embarazada por segunda vez. Vivía en Chicago, Estados Unidos con su marido y su pequeño de 3 años. El 23 de abril era un día normal para ella, había llevado a su hijo a la guardería y después iría a casa de Clarisa Figueroa, a quien había conocido en un grupo de Facebook donde sus integrantes ofrecían ayuda a madres en gestación.

Figueroa le había ofrecido ropa y un coche para bebé, pero para la desfortuna de Marlen, todo era una mentira. Cuando entró en el domicilio, fue estrangulada por Clarisa de 46 años y su hija de 24, con un cable coaxial que encontraron en la basura, cuando lograron matarla, arrancaron al bebé de su vientre y llamaron al 911 para reportar que el recién nacido tenía problemas para respirar, por lo que fue trasladado a un hospital y actualmente presenta daños cerebrales.

La policía fue alertada de la existencia de Clarisa, por amigos de Marlen que les mostraron su cuenta de Facebook donde se habían arreglado para recoger la ropa.


Finalmente, y gracias a la información de sus amigos, el cuerpo de Marlen fue encontrado en un cubo de basura en el patio de la vivienda de sus victimarias, por lo que Clarisa y su hija presentan cargos por homicidio en primer grado.

Piotr Bobak, de 41 años de edad y novio de Clarisa, también está vinculado con el delito, pues al parecer encubrió el asesinato. No alcanza libertad bajo fianza.

Clarisa estuvo fingiendo un embarazo por meses, inclusive subió fotos de una ecografía y el cuarto ya listo para su bebé. Por eso realizó la llamada al 911; había premeditado el asesinato. Y sin ningún remordimiento, lanzó una campaña de recaudación de fondos para su bebé que estaba a punto de morir.

Aún se desconocen las causas que llevaron a Clarisa a cometer esta atrocidad, pero se sabe que perdió a un bebé en 2017 y probablemente quería criar a este pequeño como su hijo.


Compartir: