Quién es Momo y por qué piden no contactarlo por WhatsApp

0

MÉXICO.- Una leyenda urbana viral en los últimos días en internet ha llegado ya a la Unidad de Investigación de Delitos Informáticos de Tabasco, misma que advierte a los usuarios de posible robo de datos y hasta “trastornos físicos y sicológicos” para quien se anime a cumplir “el reto” de buscar a “Momo”.

Se trata de un extraño personaje viralizado en redes sociales, cuya identidad se desconoce, y a quien es posible contactar por la aplicación WhatsApp.

La persona detrás del número, que se compartió masivamente vía Facebook, proviene de Japón y supuestamente responde al usuario con advertencias y amenazas.

En su fotografía de perfil se muestra una perturbadora imagen, reconocida como una escultura del llamado “arte terrorífico”.

Se ha comprobado ya que muchos otros usuarios poseen fotografías en sus redes sociales con la misma pieza de arte.

El reto entre jóvenes y adolescentes consiste entonces en comunicarse con “Momo”, acción que se han atrevido a realizar diversas estrellas de redes sociales, tal como “tuitstars” o populares youtubers, lo que mueve más la curiosidad de las personas.

Algunos aseguraron que en la conversación les respondían con imágenes violentas, agresiones y hasta información personal.

Aunque muchos otros no recibían respuesta alguna. Sin embargo, la Unidad de Investigación tabasqueña advirtió que más allá de la “leyenda urbana” y la curiosidad que puede generar al público, agregar el número telefónico es peligroso.

Por medio de una infografía publicada en su cuenta oficial de Facebook, el organismo estatal advierte sobre distintas consecuencias, entre las que se encuentran:

Sacar o robar información personal, incitar al suicidio o la violencia, acosar, extorsionar o generar trastornos físicos y psicológicos como: ansiedad, depresión, insomnio, etc.

No es la primera vez que dependencias gubernamentales advierten de riesgos sobre este tipo de “historias de terror” en la web, también conocidas como “creepypastas”, ya que pueden derivar en delitos reales como acoso sexual, “ciberbullying”, robo de información personal, trata de personas, entre otros.

Share.