Rosales

Usa GN albergue como cuartel en Rosales y surgen versiones encontradas


ROSALES.- El Albergue de Jornaleros Agrícola “Paja” en la comunidad de La Garita se convirtió en noticia, al surgir versiones encontradas de habitantes por ocupar un lugar construido para personas que obtienen su ingreso de trabajar en las tierras del municipio y ahora es usado como cuartel de La Guardia Nacional.

Al portal de Facebook de la Opción Chihuahua llegó una inconformidad de una persona que pidió anonimato para hacer su queja, que va enfocada a la presencia de militares en el albergue que fue edificado para la población flotante del sur del país.

En esta queja dice lo siguiente: “La gente de La Garita quiere que se vayan del albergue ya que no aportan ningún beneficio, al contrario les quitan su hogar temporal a los del sur, obviamente hay personas que defienden a los de la GN por motivos políticos a Morena”.

Manifiestan que por ello dejaron a las familias fuera y en la calle, lo que los obliga a salir a las calles a pedir a la gente de dicha comunidad.

Al buscar la versión de los habitantes, varios aldeanos coincidieron en que es bueno que esté el ejército para proteger a la población, sin embargo el lugar es para las familias de jornaleros.

Nicolás Lozoya, vecino de toda la vida, expresó que los militares no les causan molestia a los vecinos, pero lo que se sabe es que están aquí para cuidar a la gente de La Garita y todo Rosales.

“No nos molestan, ni pasan por la comunidad, es bueno que estén aquí, pero ese lugar fue hecho para los jornaleros, ahí luego uno los ve caminando y pidiendo donde quedarse.

En su respecto, Blas Meléndez Rivera, quien ha radicado toda la vida en la comunidad rural, dijo que ese lugar fue hecho para las personas del campo, pero quien sabe ahora por el problema del covid si se puedan quedar.

“Yo creo que no nos molestan, pero ese espacio es para los que vienen a trabajar del sur, ya en abril y mayo comienzan a llegar, para estas fechas, todos se estaban quedando ahí, no mas que ahora están dándole otra función para la Guardia Nacional, pero no nos molesta nada”.

Algunos otros que no quisieron dar su nombre ni permitir fotografiarlos, externaron que esta bien que se queden, porque los jornaleros tienen otros lugares donde quedarse, aparte se la pasan pidiendo.”Creo que si lo van a usar para el bien, debe de estar bien para nosotros”.

En un recorrido por la comunidad y en el campo aledaño no se observaron trabajadores del campo, pues aseguran los propios productores de la zona que aún no es tiempo de que lleguen.

En el inmueble actualmente no hay jornaleros, solo elementos de la GN.

Las instalaciones cuentan con una caseta en el acceso principal, una área de gradas y canchas deportivas, además de casi 20 cuartos, comedor, baños, lavaderos y tiene todos los servicios.

Una sección está separada por una barda de blocks, pero el resto tiene malla ciclónica perimetral, hay otros cuartos y un lugar habilitado como una escuela que manejan varios profesores, sin embargo no esta abierta por la pandemia.

Tiene una capacidad para 192 jornaleros y se invirtió con apoyo del Gobierno Federal dos millones de pesos, pero por la contingencia sanitaria no esta en funciones como albergue.

Se ubica entre las comunidades de El Molino y La Garita, más enclavado en esta última colonia, a unos 5 kilómetros de la cabecera municipal de Rosales y 8 de la presa Francisco I. Madero.

Se inauguró en septiembre del 2016 y en diciembre se colocó la primera piedra para la segunda etapa en manos de la ex presidenta municipal Aimeé Sánchez.

Fue el actual alcalde, José Francisco Ramírez Licón, luego de una serie de acontecimientos violentos, que decidió solicitar la presencia de los elementos castrenses para efecto de tener mayor seguridad para los rosalenses.

Los elementos de la Guardia Nacional, aseguran que no pueden dar entrevistas, no obstante se sabe que tienen 6 meses en ese lugar y es debido a la contingencia sanitaria por la pandemia del Covid, los jornaleros no fueron albergados en este sitio desde la temporada pasada de trabajo.

La decisión de estar acuartelados en ese punto es mediante un acuerdo que se cristalizó en múltiples reuniones en la mesa de Seguridad y Justicia que realizan los tres niveles de gobiernos y las distintas corporación dr la región centro sur.

El personal militar dijo no tener ningún inconveniente o problema con los vecinos, por el contrario, ellos están allí por petición de quien fue el elegido por elección popular y como representante de los mismos.

La labor que se realiza es mantener comunicación, sobretodo el trabajo para salvaguardar la integridad de los civiles y por eso no hay problema alguno con los habitantes, aseguraron.

El también presidente de la SRL Unidad San Pedro, José Pepé Ramírez Licón, confirmó que son 90 elementos de la Guardia Nacional y se acondicionó para que pudieran establecerse.

Recalcó que no se interfiere en el espacio que es exclusivo para los jornaleros agrícolas que están por llegar en abril y mayo.

Indicó que el lugar se dividió con bardas muy altas para que cada quien tenga su espacio, la Guardia Nacional tiene una orden por parte del Gobierno Federal que es resguardar las calles, y es una protección para el municipio, por eso brindamos el apoyo.

“Son seres humanos que están al cuidado de la ciudadanía, no tenían donde quedarse y nosotros cooperamos con ellos y aceptamos que se quedaran ahí con una condición”

La situación de la custodia de la presa, pero fue con otro general, no hay nada que temer porque toda esta región se encuentra protegida, concluyó el alcalde.