Camargo

Conoce a Yajaira Bustillos, mujer tarahumara y titular de Asuntos Indígenas de Camargo que trabajará por la inclusión


CAMARGO.- Cada día se hacen grandes avances en cuanto a la diversidad y representación de grupos minoritarios en las distintas esferas de la vida pública, lo cual fomenta mayor inclusión y programas adecuados a las necesidades de dichos grupos. Por ello, la actual administración de Camargo ha tenido el acierto de incluir en sus filas a jóvenes indígenas que aportarán una nueva visión.

Una de estas jóvenes es Yajaira Bustillos Portillo, mujer de origen tarahumara, de 22 años, y titular de Asuntos Indígenas del gobierno municipal.

Yajaira es hija de Socorro Portillo, conocida vendedora de dulces en Camargo, quien ataviada con su vestimenta tradicional tarahumara, recorría las calles para vender sus productos. Yajaira estuvo en el albergue Emmanuel por 15 años junto a sus 4 hermanos, pues su familia se encontraba en una situación vulnerable y precaria, y luego de tomar un curso en Monterrey y tomarse un año sabático, ingresó a la licenciatura en Ciencias Políticas y Sociales en la UACH.

Con una sonrisa en el rostro y una actitud optimista y entusiasta, la funcionaria municipal explica que en la oficina a su cargo se recabarán y analizarán las necesidades de la comunidad indígena para buscar o crear los apoyos necesarios que cubran dichas necesidades.

Síguenos en Twitter y en nuestra nueva cuenta de RESPALDO de Facebook: Clic Aquí

Yajaira Bustillos afirmó que trabajará en pro de la inclusión, para “hacernos partícipes de todo y hacer un solo Camargo” y así ser referente en la materia para otras ciudades y estados. “Mi mayor objetivo es la inclusión. Quiero que realmente nos hagan partícipes de todo. También quiero que nos den una mejor calidad de vida, porque hemos estado batallado con eso y se los puedo decir porque de chiquita viví en un cuartito más chiquito que este y de cartón. Busco que se nos de un trato mejor, quiero que la comunidad se sienta apreciada, incluida y que haya mejores oportunidades”.

La joven funcionaria enfatizó en el tema de la inclusión, pues ella ha visto y vivido en carne propia la discriminación: “En lo personal, yo puedo decir que sí ha habido discriminación y yo la he vivido; me acuerdo que en la primaria me decían piojosa y me decían huérfana por estar en el albergue Emmanuel”.

Además, explicó que la discriminación también se da a través del lenguaje, pues mucha gente usa las palabras ‘indio e india’ de forma despectiva para referirse a la población tarahumara, además de que muchas veces se cree que no tienen la capacidad intelectual o que son flojos, cuando no es así, pues hay muchos niños y jóvenes tarahumaras con sueños y ganas de superarse.