Editorial

QUARTUS…El hackeo a las cuentas en presidencia municipal, una historia que exige final

EL HACKEO. -Por la gravedad del caso, durante casi 20 días se mantuvo hermetismo total en torno a una invasión cibernética a las cuentas de presidencia municipal de Camargo, Tal fue la recomendación de la FGE y la CONDUSEF y se cumplió cabalmente. Había que privilegiar la investigación oficial y, sobre todo, la búsqueda de recuperar los poco más de 11 millones de pesos robados de la hacienda pública municipal. Los resultados al momento son optimistas. El banco (SCOTIABANK) retornó ya un millón 700 mil pesos de la robado. Difícilmente hubiera ocurrido esto si existiera la mínima sospecha de que alguien, desde el interior de la tesorería a cargo de Minerva Solís Larrazolo, hubiera participado. No obstante, lo que aquí se exige, es que continúen las indagatorias y que en breve se puedan publicar los detalles. Extraoficialmente trasciende que ya existe un rastreo preciso del presunto asalto virtual al banco y las cinco transferencias a cuentas de HSBC, por cierto, institución bancaria sumamente cuestionada en el pasado inmediato.

 

LA HISTORIA DEL 2016 SE REPITIÓ. -No obstante que todo orienta, al momento, hacia un ataque a la seguridad del banco contratado por el Ayuntamiento de Camargo, imposible negar que se trata de un auténtico filete para los opositores, naturales y eternos, del alcalde Arturo Zubia. La historia de aquel conflictivo relevo de mandos en el 2016 se repite. En aquel tiempo se manejó el extravío, desaparición o robo de un importante número de pólizas de cheques igualmente de tesorería municipal. En el marco de aquella caótica transición de poderes de Jesús José Sáenz a Arturo Zubia, el tema fue que no se sabía sobre el destino de más de 20 millones de pesos, 25 para ser exactos. Hasta que llegó la aclaración, los equipos saliente y entrante vivieron los primeros meses en medio de señalamientos durísimos. La diferencia en esta ocasión es que el PAN le entrega al PAN y que, de acuerdo a los datos compartidos por el edil saliente, no existe deuda a proveedores, ni pasivos de otro tipo que afecten sustancialmente a los que llegan. En aquel 2016, aclarado el asunto de los 25 millones desaparecidos, sí quedó una deuda importante que se debió saldar. Otra diferencia, por demás importante, fue el nivel de imagen y aceptación con el que terminaban e iniciaban los alcaldes. Chuchy, afectado por la debacle del Duartismo y ahora Arturo Zubia con un ocho de calificación luego de cinco años de Gobierno, ocho en total como alcalde de Camargo, y el PAN entregando al PAN en el Estado.

 

HABRÁ QUE ESPERAR. -Nuestra obligación como informadores fue primero evaluar la gravedad del momento y definir un lapso de espera prudente para no entorpecer las investigaciones, tal y como lo pidió la FGE. Una vez trascendida la primera etapa, con datos en el sentido de que la indagatoria avanzaba, era necesario explicar los detalles del complicado momento para la hacienda pública. Lo que sigue será esperar y estar atentos a la conclusión de esta historia. Señalar personas o reflexionar sobre escenarios, sería mera y muy delicada especulación. En pleno cambio de poderes lo que venga deberá ser manejado por el equipo de Jorge Aldana. Si fue un hackeo o asalto virtual al banco, los poco más de 11 millones de pesos deberán regresar, como ya regresaron 1.7 millones, a las arcas de Gobierno. Si existiera alguna otra situación, el nuevo equipo y las autoridades correspondientes, tendrán que seguir el procedimiento e informar con claridad a la ciudadanía.

 

POR LO PRONTO. -Las preocupaciones y ocupaciones ahora deberán estar enfocadas en una transición eficiente. El municipio requiere continuidad, calma y enfoque. La situación financiera en Gobierno del Estado no es nada halagüeña y los apoyos de la federación nulos desde hace tres años. Jorge Aldana tendrá la luna de miel más corta en la historia de los relevos de mando, de hecho, es probable que ni exista. En este momento ocupa trabajar para mantener el ritmo y sortear los primeros meses de la nueva Gobernadora Maru Campos, mismos que se visualizan como los peores, jamás antes vistos.