Editorial

QUARTUS…El reportero en los tiempos digitales…Libertad inmediata para Jorge Ibarra


REPORTERO DETENIDO. -Como algunos de ustedes saben, soy de los reporteros más veteranos en esta región. Me tocó la evolución acelerada de la tinta en el impreso a la super velocidad digital. Los nuevos tiempos en la información han exigido cambios totales, creo que más que en cualquier otra profesión. Hoy, perseguir el LIKE representa un escenario de lo más demandante. En www.impactonoticias.com.mx , su creador y propietario Leonardo González, se ha empeñado en generar un plataforma por completo acorde a los tiempos. Gracias a esta metodología de trabajo el medio digital con base en Camargo, se ubica entre las mejores en el Estado. El tema hoy es recordarle a todo nuestro público, autoridades, instituciones y demás fuerzas vivas, que mantener el dinamismo de un medio altamente competitivo, representa un enorme esfuerzo. El agobio que representa es asunto nuestro porque decidimos estar aquí y ser así. No obstante, se requiere, insisto, no olvidar que a cargo del sistema estamos seres humanos.

EL ENTORNO. -Lo ocurrido hace algunas horas al reportero del Diario de Chihuahua Jorge Ibarra, es lo mismo que le ocurre muy seguido a homólogos como Juan Villanueva o Jesús Sánchez en nuestra región y medio. Las coberturas son constantes y a todas horas. La dinámica y compromiso son totales. Representa que ellos duerman casi vestidos porque deben salir a la cobertura en cualquier momento y a cualquier hora. Nula vida social y trastocada siempre la familiar. La información tiene nombre, apellido, hijos, padres, hermanos. Los reporteros han cubierto tantos y hasta más momentos complicados que muchos policías, elementos de vialidad o asistenciales. La violencia que data de una década marcó hito a la par de la era digital. El riesgo en el que viven nuestros compañeros es enorme como para todavía enfrentar a elementos policiacos que los ven como “piezas de cacería”. En los tiempos de transición gubernamental, se requiere refrendar los pactos tácitos de respeto. A quién le conviene revivir viejas rivalidades, cuando la población exige mejores policías y mejores comunicadores.

EL MENSAJE. -El mensaje va especialmente para el nuevo alcalde de la capital, para los 67 del Estado, para la gobernadora Maru Campos y para la federación. Los compañeros de calle están siempre en grave riesgo al igual que los investigadores y en general todo el colectivo. No queremos ni pretendemos trato especial. Pero sí, las facilidades, hasta donde sea posible, para realizar nuestro trabajo. Tengo confianza que, a la publicación de esta colaboración, nuestro compañero Jorge Ibarra esté de regreso con su familia y su caso investigado de manera objetiva. Gracias a Dios, lo ocurrido terminó solo en un arresto y algunos golpes. Para qué esperar cosas peores. Al final del día el espíritu de los brutales acontecimientos en el caso Miroslava, siguen flotando en el ambiente y documentando lo complicado de esta profesión de informar. O refrendamos el pacto de colaboración abierta y sincera en bien de Chihuahua o estaremos a la puerta de abrir un nuevo frente de guerra como los cientos o miles que están vigentes en el país.

RECONOCIMIENTO. -Finalmente, el gremio periodístico no pide foros ni reflectores. Estamos acostumbrados y convencidos del estatus de alto riesgo que representa la cobertura, la noticia y la reflexión informativa. Como la sociedad y el Gobierno, en este orden, hemos aprendido sobre la marcha lo que debemos hacer y no. El propio gremio se auto regula. No olvidemos que la información tiene nombre, apellido y familia. De nuestro público pedimos no olvidarlo nunca y de las autoridades, mínimo, el sentido común para entender que nuestra materia prima es la misma. Libertad inmediata para Jorge Ibarra del Diario y una disculpa pública en caso de que el momento lo amerite. Para bien de todos.