México

Presentan acusación contra Benedicto XVI por inacción en casos de pedofilia en Alemania

ALEMANIA.- En Alemania el ex papa Benedicto XVI es acusado de inacción en cuatro casos de pedofilia, esto de acuerdo con un informe presentado en la archidiócesis alemana en Múnich.

El documento encargado por la archidiócesis de Alemania a un equipo de abogados fue presentado este jueves 20 de enero y señala que el ex papa Benedicto XVI, Joseph Ratzinger, negó las acusaciones.

Este documento tiene registro de casos de abuso sexual ocurridos en la iglesia católica en la archidiócesis de Alemania, desde la postguerra hasta la actualidad.

Al parecer son más de cuatro casos, ya que de acuerdo con el documento se contemplan cientos de casos cometidos durante décadas.

En los que responsabiliza a las sucesivas jerarquías eclesiásticas de no haber actuado en contra o haberlos encubierto.

Los abogados calificaron los abusos como “un balance del horror”.

En tanto, hay dos casos atribuidos cuando el ex papa Benedicto estaba al frente a la archidiócesis alemana, cometidos por dos clérigos que prestaban asistencia espiritual y de quienes no se actuó.

Según el documento señala que en la década de los 80, un padre realizó abusos a pesar de haber tomado terapia psiquiátrica.

El informe detalla que estos abusos fueron cometidos por un vicario de Renania del Norte-Westfalia por Peter Hullerman, dónde la iglesia “solucionó” el problema transfiriéndolo.

Pero al llegar a Baviera, a pesar de la terapia psiquiátrica siguió cometiendo los abusos.

Aunque en 1986, un tribunal lo condenó a prisión condicional y fue nuevamente trasladado a otra ciudad dónde ejerció por veinte años, hasta que volvió a cometer los abusos.

Mientras que, en 2010, bajo el pontificado de Benedicto XVI, se vio obligado a jubilarse.

Asimismo, en 2010 estallaron las primeras grandes revelaciones de la pedofilia en la iglesia de Alemania.

Este caso juega un papel importante en este documento presentado por el bufete de abogados, Westpfahl Spilker Wastl (WSW).

Respecto al caso Hullerman, el vicario general Gerhard Gruber asumió la responsabilidad y dijo en 2010 que el ex papa Benedicto XVI no tenía conocimiento del pasado del sacerdote.

Finalmente, la iglesia ofreció una disculpa oficial, en la que fijó una indemnización, considerada insuficiente por las víctimas, de hasta 50 mil euros por caso.