Naciones

Hombre dona riñón a su cuñado; el trasplante fue un éxito en IMSS Durango


DURANGO.- Al conmemorarse este 26 de septiembre el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos, Jorge un trasplantado de riñón, recordó la difícil situación que vivió hace cinco años luego de que en el 2016 fue diagnosticado con insuficiencia renal crónica, en un hospital del IMSS en Durango.

Su vida comenzó a cambiar al presentarse situaciones tristes y complejas por el deterioro de su salud y fue hasta el 27 de septiembre de ese mismo año que gracias a un acto de amor incondicional de su cuñado recibió el tan esperado trasplante que le cambió su futuro.

Jorge, de 33 años, recordó que antes de recibir el trasplante su salud no era del todo buena, padecía dolores de cabeza muy severos, hasta que el 15 de abril del 2016, una noche tuvo dificultad para dormir, su presión arterial era muy elevada.

 

 

 

Con estos padecimientos acudió al Hospital General de Zona número 1 del IMSS en Durango, donde recibió tratamiento, pero también un diagnostico que lo marcaría: insuficiencia renal crónica, en etapa cinco, con función renal menor al 10 por ciento e hipertensión arterial crónica.

Comenzó con hemodiálisis y consumió múltiples medicamentos, y también empezó el deterioro de diversas funciones del cuerpo.

La Coordinadora Hospitalaria de Donación de órganos y Tejidos con Fines de Trasplante, Marcela Ibarra Aguirre, compartió que Jorge recibió una segunda oportunidad de vida gracias al trasplante renal.

El caso pasó de la tragedia a la emoción por el acercamiento de su cuñado Francisco, quien le preguntó sobre la posibilidad y requerimientos para poder ser donador vivo y con ello salvarle la vida.

Síguenos en Twitter y en nuestra nueva cuenta de RESPALDO de Facebook: Clic Aquí

Mi donador llegó como un ángel, un milagro, en una comida familiar me preguntó por mi salud y yo creí que estaba soñando, porque sus palabras fueron las más hermosas que he escuchado hasta el día de hoy ‘no te preocupes Jorge, yo seré tu donador’”.

La especialista expresó que el proceso para el trasplante fue complejo, pues el protocolo se realizó en un periodo de dos años y seis meses, retrasado incluso por la pandemia por COVID-19.

Una vez concluidos los protocolos que se aplican en el Hospital General de Zona número 1, se hizo el envío a la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) número 71, en Torreón, Coahuila, en donde un equipo multidisciplinario de cirujanos realizaron estudios tanto al donante como al donador para asegurar el éxito del transplante.

Actualmente, Jorge tiene seis meses de haber sido trasplantado, lleva un estilo de vida saludable, cuida mucho su salud física, pero también de salud emocional.